miércoles, 29 de septiembre de 2010

MONTPARNASSE O LA ZONA 3


París no existe.
La sueño porque no existe aún.
Existe la zona cinco y sus escuelitas doradas
la manzana en trocitos a la orilla de una cama
los pelos largos que se enredan en las paredes
para cocer con filamentos el amor más dulce
que las moscas
que las hormigas
que los mosquitos
los vasos colmados del licor verde en un Montpernasse invisible
los caballos sueltos entre las sábanas
y las sonrisas hipnóticas en las madrugadas
existe la cocaína y una bala de visera
existe la aguja que pasa entre el camello
el licor de labios rojos como uvas colgando en racimos
existes y existo, conocemos la zona tres como se
conoce un sueño donde despiertas cayendo de un precipicio
existe la calle por donde me pierdo
y existe la almohada llena de tu pelo,
la cama llena de partes de tí como fotografías polaroid
y hoy te extraño tanto que no quiero ya pasar por Paris
para verte desnuda.

sábado, 25 de septiembre de 2010

PUENTES BAJO EL AGUA


Hoy día 5 Iq´.


"Iq' es el relámpago, son las tempestades. Es el día del Espíritu del Aire. El Corazón del Cielo nos ha dado a todos los seres vivientes el aire, alimento de vida. El aire alimenta nuestro organismo. La respiración nos dirige. El soplo divino. El viento rige las ideas y el cambio. Vientos de renovación. Es el que nos da el movimiento. Por el aire hablamos, pensamos, caminamos, miramos, oímos. Por el aire gira la tierra, se mueven las aguas, la olas del mar, por el aire se mueven las hojas de los arboles. Por el aire caminan las nubes y corren los ríos. Es el regalo que nos dio el Ajaw, regalo que no tiene precio. El aire es la vida para todos los seres que habitamos la tierra."

-

Hoy 25 de Septiembre hago un resumen del mundo. De mi pequeño gran mundo. Veo en un periódico matutino una frase que me hace reir, mientras llueve interminablemente por la tormenta Mathew. Millones de quetzales para reconstrucción son noticias de primera plana. Millones de quetzales guardados en cuentas en el extranjero aguardan por sus dueños encarcelados en prisiones nacionales. Vivo muy cerca de la universidad y puedo imaginar la indolencia de los apoderados, y la indiferencia de las actuales autoridades de la Universidad de San Carlos de Guatemala. El país se derrumba por malos contratos con malas empresas constructoras. Veo que he se han ido abriendo hoyos profundos en la conciencia y las calles de la ciudad. El cielo es gris y por la noche es negro. Los valores ya no valen. La lluvia sigue cayendo, mientras en Francia el sol mueve a la gente a comprar botellas de agua de a 25 dólares. El hambre sigue creciendo y la angustia nunca fue mayor, nunca fue más insufrible que ahora. Tomo la mano de mi compañera y mientras hablamos de desastres y cenamos, presiento esperanza en su mirada, eso es lo único que me mantiene estable. Ayer terminamos el taller De Xibalba al Cyberespacio, impartido por el poeta Alan Mills, quien nos llevó a través de la poética del mundo Maya, la globalización, aspectos sociales y culturales de la nueva cosmovisión y los antecedentes en el pasado, presente y futuro, viendo las innumerables aplicaciones de esta sabiduría que se renueva. Una de las premisas fue leer el Popol Vuj de la traducción de Sam Colop como un libro futuro, y terminamos viendo el Cyberespacio, comprendiendo las hiperrealidades y avanzando hasta el comienzo del mito del año 2012, el treceavo Baktum y las posibles explicaciones en la poesía del mundo como ficción. Recreando un performance nawal en la búsqueda de renovar al nuevo Hunapu e Ixbalanque de este tiempo moderno. Afuera se oía el ruido. La lluvia constante que esta permeando las paredes de concreto hasta volverlas de espumilla. El cielo no ha tenido tregua, se esta cayendo sin querer caerse. Vemos con mi pareja Las Edades de Lulú. Nos reímos de las ocurrencias de Almudena de Grandes. Que barbará es la vida. La gente pasa por delante del vidrio del trabajo tapada con plásticos negros, con sombrillas rotas, con gorras empapadas, con zapatos mojados, con gripe, con agujeros en los zapatos, pensativos, tristes, muy tristes. Mañana es domingo. Espero que no se caiga el último puente que nos queda: el de la amistad.


Desintegration, The Cure. Aquí.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

POESIA PARA DESARMAR


Recientemente, en el taller Poesía para Armar, que imparten Luis Méndez Salinas, Vania Vargas, y Carmen Lucía, hablaron en un principio de la significación de la palabra poesía y me quedó claro que vamos avanzando pues no tenían una respuesta concreta hasta avanzar en un breve y profundo estudio de poeticas transholográficas, y ese es un buen signo con algo tan ready-made. Luego, el compromiso de un escritor: si no estas dispuesto o dispuesta a jugarte el as bajo la manga con los ojos cerrados ni lo intentes, bien dicho por ese chico ebrio y genial con nombre medio ruso: Bukousky. La poesía es un ejercicio para suicidas. Y bueno, tenía que llegar Cortazar más alto que un libro y más presente que nunca como un muerto en Montparnasse, con el capítulo 68 de Rayuela en la voz de Diego Sobral (integrante de esa fauna de nomadas mentales que habitan en donde uno menos lo espera). Me quedé con la armonía del giglico, protoidioma imaginado por Cortazar y la señora Dunlop, y que ahora yo reproduzco en mis palabritas para Norma Chamale:



Es como anegar el malvacaudal subirizándolo hasta trasagar sin freno el himen cortaduplicado hasta aglutinar el cenzontle del alma y valmaparar la cofia hipertensa antes de primerduplicar el orgasmo así sendero luminar el pezón antes de lamercumbiar el círculo doble sin parametrizar las hiperdermis estranguladas por el falomillo herculizado hasta mamarmilar el último labio besolumiendo carnosamente himno tras himno conquejosamente gritoluciferando paradójicamente interna cinturizando la quejumbre hasta lambada deliciosa sin abretujar el paladar del vientre/ cariciar cariciar el umpalo sin freno como metaforizar lamiendo y relamiendo hasta sostener la carundia y perdular el mistelo, sonriendo, sin ninguna falfalalia, hasta que vuele la espalda y los gluterios se contraigan en golpecitos tras escrotos y glandiosos ufanales magolóbicos:

¡Voila!
¡Voila!


parpaduplimiendo las rodillitas con cuñas y heliótropos hasta calcinar ombligos electrolibiosamente entre los hongurios humificantes de la boca ovarífala donde gurguñen los misfos silentilévolos que tralalean el eje de los gritos suplicio tras suplicio hasgómitamente cogiendose uno de otro y otro de uno con engranábolos íntimos que se conectaban erizando el pétalo pulposo de las algas.

-

¡Nos vemos allá en Poesía para desarmar pues!

Acá video sobre noticias de Marimbas del Infierno.

lunes, 20 de septiembre de 2010

CONFESIONES DE UN PATOJO CON CEDULA (I)


La realidad es una conversión de los sentidos. Ya todos lo sabemos. La imaginación, como el juego de la razón. La voluntad de querer seguir creando sobre lo creado: la ficción. Aprender a leer es un milagro que a la mayoría nos va convenciendo que el poder de la palabra escrita es el verdadero revolver. La palabra como vehículo o arma, la defensa por el argumento mejor estructurado, el amor ante la frase sublime que vuelve los corazones de pollo. Palabras que nacen de algún lugar profundo de la mente y los sentimientos. El ahora escrito. Algo romántico o novedoso, siempre será romántico. En algún momento los libros fueron lo que son los canales de un televisor. La virtud de imaginar a nuestro modo una forma tan compleja como la vida, una latente estructura que se borraba al cerrar el libro y recomenzaba al volverlo abrir. No puedo olvidar la primera vez que me hundí realmente. Me acuerdo que fue una noche, en la que, tirado en el suelo, con una candela encendida, leía sin detenerme sobre un viaje en globo a través del mundo. Todavía puedo recordar el olor característico de esos libros que sobreviven de mano en mano hasta que sus páginas se vuelven amarillas y húmedas. Fue un despertar. Ya no iba a oír más los gritos de los vecinos o las rabietas de mi madre, iba a meterme al bunker donde no me iba a sacar ni un terremoto. La lectura es lo más encantador que he encontrado en el mundo. Es un verdadero tesoro. En una fiesta familiar oí a un caballero de traje decir que hay que leer de todo lo que caiga en las manos. Luego lo repitió la abuela Graciela Guillermos viuda de Sun, y me convencí de leer todo lo que cayera en mis manos, que fue más bien, leer todo lo que encontrara en el camino; arrebatárselo a la gente, amigos, primos o desconocidos, robar si era posible. Recuerdo que empecé aprendiendo a leer rótulos en las calles. Panaderías, restaurantes, salones de belleza, peluquerías, burdeles. En ese tiempo todavía no sabía ni sostener el lápiz (a los niños nos enseñan a escribir con lápiz para poder borrar los errores), después me enteré que Hemigway escribía todavía con lápiz a los cuarenta y tantos años. Los personajes del más allá en esas novelas de Julio Verne escriben con tinta y plumilla. Así empecé a escribir. Pensaba que así como la tinta impregnaba el papel, la inspiración fluiría. Mentira. Flaubert demanda trabajo. Trabajar diarimente es lo que nos da la habilidad. Muchos de los buenos poetas y escritores guatemaltecos tienen esa disciplina y se les nota, eso no se puede imitar. Se es o no se es. La lectura es paralela. El escritor lee para olvidarse de lo que escribe o para guiar su creatividad. El escritor que lee puede llegar a ser un magnifico escritor. Porque la lectura trasciende. La lectura de libros sólo es uno de los escalones para leer la vida misma, sentir el nervio del cosmos. El poeta sabe leer las cosas que lo rodean. Lee y escucha el soundtrak. Luego lo reproduce. El novelista lee las caras de sus personajes, lee los escenarios, lee éntre las líneas del tren de alta velocidad. La lectura del azar es natural. Predicciones de un presente que se alarga como el queso en una pizza. El futuro leído de antemano. Me gustaría conjurar el mañana y leerlo plenamente. Pero tengo que pasar primero por este estado de la mente; el ignorar la mayoría de las cosas y sentir miedo o placer por lo que desconozco. Uno de los más grandes enigmas ha motivado la lectura y la escritura ¿quiénes somos? Y en mi caso ¿Dónde terminará el universo? Si alguien sabe algo, la dirección cartesiana, el nombre de la estrella final donde las brújulas pierden la razón, dígamelo por favor. Mientras tanto, voy a leer una breve historia del tiempo.
-Acuarela de Joel Isaacson, Charles Dickens.

viernes, 10 de septiembre de 2010

CUCHILLO DE AGUA (LECTURA 8SEPT)


I
Es el agua el grito de la nube/ el cuchillo de Dios/ la respiración de los abuelos y los niños grandes hechos gotas/ lágrimas preparadas para el invento de la muerte/ vamos tras los ríos cantando los acantilados, sorbiendo minúsculos átomos de hidrogeno y oxigeno en el ADN, vamos detrás del mar hasta los brotes de la montaña, vamos oyendo los gritos y la forma eclipse en que el agua suave que se vuelve un toro de lidia, vamos oyendo las canciones que cantaron y viendo los juguetes de los niños volar sin gracia, vamos viendo como las casas de paja y tierra cocida se vuelve un remolino negro más/ creciendo mientras vamos detrás/ pero no podemos hacer nada/ jugamos a cazadores de hombres y no podríamos respirar más llorando pues los ríos han crecido de agua y lágrimas/


II
El volcán más grande es el centro de la tierra/ tras la pantalla de la computadora se encuentra el desbalance/ la enfermedad/ el cáncer de la tierra/ y no hay vuelta atrás/ cuento lo que me cuentan y lo que veo/ leo los diarios advierto/ veo los telenoticieros/ los derrames de la noche en el azul del cielo/ reflejo del mar de petróleo/ no pasa nada/ la naturaleza no habla nuestro idioma/ vamos a romper las válvulas de su corazón/ vamos a romperle la ropa con fuego/ vamos a quitarle la falda a los volcanes/ a provocar su lenguaje/ a ver si nos susurra de nuevo tragedias/ haber si nos habla quedito con tsunamis/ haber si nos sentamos a tomar un café mientras el mundo se parte a la mitad.

III
Tras el verde el fuego/ Serpiente de Boca y cola entre el mar de fuego/ tierra polvorosa y fuego/ camionetas y carros en el museo del suelo/ se cae el cielo y la tierra no lo sostiene/ las bocinas cóncavas del mundo interpretan la música de los subsuelos de los subsuelos/ las aves perdidas en migraciones planetarias/ las ballenas muertas sobre la playa amarilla/ infinidad de corales veo sobre el desierto a la par de las flores de los cactus/ el cielo se llena de infinitos trapos sucios/ medusas flotando y anémonas bailando en la visión del aire/ veo a los cangrejos morder los pies de un recién nacido/ pero todo esta quieto y pareciera que el Apocalipsis será tan silencioso que nadie volverá a oír el ruido del fuego.

IV
Porque los desastres de la razón levantan el cielo y vuelcan el mar sobre la playa, los yates rompen contra los acantilados/ la imaginación no logra percibir el miedo del mundo/ el fuego que se forja en las montañas secas/ la piedra rueda contra la infinidad de hormigas comiéndose la tierra/ es la multitud de bocas que hace que tiemble la tierra/ mosquitos gigantes de metal se aferran al mar o la tierra para exprimir la sangre/ máquinas remueven las entrañas del mundo en busca de diamantes/ los minerales lucirán hermosos en las manos de las princesas muertas en el fondo del mar/ los puentes rotos como metáforas de la selva sin lenguaje/
V
Tratar de revolver el cielo y matar con un botón un trabajo de miles de años y cooperación biológica/ es tan triste como ver un pelicano tratando de volar envuelto en crudo/ un albatros vuelto zopilote/ axolotl viendo fijamente hasta mi conciencia negra/ poesía en el cielo de México más gris/ las aguas trasformadas por una computadora enferma de azul a verde/ todo será gris/ todo será negro/ los colores empiezan a perder brillo/ el fin será más aburrido de lo que hemos creído/ una televisión en blanco y negro/ dios dormido sobre el sofá a las tres de la mañana.


Guatemala 6 de Septiembre, 2010

martes, 7 de septiembre de 2010

CARTA A UN MILLONARIO

El Estartazo es un programa que nos fascina, a mi compañera de vida y a mí. Nos encanta despertarnos riendo con los personajes de dos grandes amigos: Josué Morales y Celia Recinos. Son geniales. El año pasado, recuerdo que los encontré en Las Cien Puertas, los saludé con tanta alegría que les dije urgentemente que nunca perdieran ese milagro maravilloso, ese talento fuera de serie de hacernos reír cada mañana. La risa es una locura que nunca entenderán los sabios ni los fariseos. Mi compañera y yo amamos reírnos todavía. Esta nota es por un mensaje que postearon en Facebook. Preguntaban que haría usted si fuera rico. Muchos opinaron. Cada uno, de los miles de oyentes con su particular forma de responder. Pero me pregunté yo mismo que haría. Y pensé inmediatamente que de ser millonario procuraría ser feliz como cuando era pobre, pero además promover el arte en Guatemala. Pienso cada vez más seguido que el Ministerio de Cultura y Deportes va por muy malos pasos. En primer lugar al único que le hubiera gustado que estuviéramos compartiendo el dinero de la cultura con los deportes sería al escritor Ernest Hemigway. Pero eso esta muy raro. Muchos de los galardones que dan a los amigos de natación, karate o pesca los publican en prensa y en páginas completas, no así el premio nacional de literatura, los logros de algún paisano en el extranjero, las traducciones importantes de un Rodrigo Rey Rosa. La gente no sabe quienes escriben y podrían estar, pronto, manejando el rumbo de las letras en Guatemala. Apenas se destaca algún espacio para sugerir un libro.

Sin embargo me alegra mucho la otra vez que fui a Artemis Edinter ver el movimiento de entrar y salir gente, jóvenes estudiantes con libros de literatura e investigación. En Sophos, una de las librerías más completas que conozco siempre hay clientes buscando entre estantes el tesoro escondido en una incierta hoja de papel. Realmente no sé a quién hablarle, quién pudiera leer esta nota y hacer algo porque cambie todo en el Ministerio de Cultura, y haya mucho más presupuesto y junto con los campeones de tiro y gimnasia esté, aunque paradójicamente, también el nuevo premio Miguel Ángel Asturias o el autor de algún cuadro innovador. La verdad es que debería de haber en Guatemala, unos tres o cuatro millonarios que fueran buena onda y donaran un poco de su dinero a la causa cultural.


PD.

-Desde hace una semana escribo en Martesadas. Para los que quieran seguir mis relatos sólo les toca pulsar aca.

sábado, 4 de septiembre de 2010

NOTA: PARA UN PERRO SIN DUEÑO


A Pinky,
el perro prestado.


A veces no es necesario inventar,
solo basta con contar lo que se ve.
Alan Mills,
taller de Xibalbá
al Cyberespacio.


Su cola de barba amarilla bajo el árbol esperando al gato. (Juega los martes que salta al viernes que salta al miércoles) Un perro bajo un árbol-árbol amarillo y sueño un perro bajo una selva un sueño amarillo con ojos de hambre con hambre de ojos. Salta las escaleras al cielo. Y puede atravesar mil calles sin ver los carros los autos invisibles se vuelven juguetes de papel crepé, … con su gato preferido para jugar con el demonio a toda velocidad hasta chocar con su reflejo. Suele correr a la par de un par buscarlos a la vuelta de la esquina salir a la calle y acompañar al primero que mira ladrarle con rabia a los carros morder sus llantas y hacer añicos sus windshields con sus colmillos quebranta huesos (Juega los jueves que salta al viernes que salta al Lunes) Lo ven… ahora viene contra mi ¿Podría llevar frac con patas de perro tatuadas en la camisa?