martes, 30 de noviembre de 2010

Julian Assange el Mejor Amigo de Latinoamérica



Al solo ver su perfil, foto y currículo, uno piensa que los guitarristas y cantantes de Rocanrol se han quedado en pañales. Julian Assange es, aunque el no lo quiera reconocer el mayor hacker de la historia al haber puesto a disposición de todos información clasificada por el gobierno de Estados Unidos desde el sitio Wikileaks. En alguna de sus intervenciones como periodista dijo esto:




Es un reflejo del coraje y la fuerza de la sociedad keniana que esta injusticia haya sido documentada. Mediante los enormes trabajos de organizaciones tales como las de la Fundación Oscar, la KNHCR, Mars Group Kenya y otros, tuvimos el principal apoyo para exponer estos asesinatos al mundo. Sé que no van a descansar, y nosotros tampoco, hasta se haga justicia.

WikiLeaks gana Premios Amnistía Internacional de los Medios 2009 por exponer crímenes extrajudiciales en Kenia


Con ese trabajo de investigación ganó Premios Amnistía Internacional de los Medios Británicos. Pero creo que es una de las genialidades de nuestra época, y otorgada por un europeo muy pro que de un momento a otro será perseguido por algunos cables y telegramas enviados, donde la diplomacia estaba muy lejos de ser la regla. Para los latinoamericanos esto es de aprovecharse, tan solo el nombre Guatemala esta repetido en varios cables. El resto de Latinoamérica se debate entre felicitar o recriminar la labor de este disidente rubio con una expresión de pocos amigos. Yo particularmente aplaudo la operación porque ya es sabido que una de las mayores superpotencias de la modernidad no hubiera sido nada sin el resto de países del mundo. Estados Unidos es tan solo un concepto en desuso, hay otras plataformas como ejemplos mundiales que por mucho podrían servirnos de guías.


Julian nunca ha dado su fecha de nacimiento, no se sabe donde vive porque vive en los aeropuertos del mundo. Es catalogado como uno de los grandes enemigos de EEUU, en otras palabras es el mejor amigo de Latinoamérica.


Link a Wikileak.

-

Fotografía propiedad de Terra

lunes, 29 de noviembre de 2010

IN MEMORIAN POR LESLIE NIELSEN


Desde esa butaca yo y nadie más que yo, sufrí el pánico de la soledad. Sonaban las risas y los acordes del beso en las butacas de atrás o de adelante. Los pop corn eran el confeti en el cine Las Américas. Niños con los pies sobre los respaldos jugábamos a ser mayores que los ruidos de la balacera. La policía era enemiga de todos y los ladrones por aquellos tiempos eran los únicos que podrían venderte el miedo. Todo eso pasaba mientras miraba Naked Gun 33 1/3.

Todo eso al final del la risa de Leslie Nielsen, la risa estúpida de todos y de Leslie Nielsen ahora que ha muerto.

viernes, 19 de noviembre de 2010

SUEÑOS RECURRENTES


A veces siento que el exceso es hermoso. Olvidarte de todo por unas horas que parezcan días y en esas horas beber como un maldito afortunado, de poder escaparse del sistema por un segundo que parezca eterno. Es bello olvidar. Jugar a cazador de sueños. Hablar por unas horas con gente que llega a la cantina sin ganas de vivir y hablarles de éxitos futuros e imposibles. Cambiar en ellos la tristeza por una buena sonrisa colmada de ron. Pero es tan peligroso no querer reflejarte en ese espejo, mientras tienen la certeza de que ya estas a dos pasos de conseguir un pasaje sin retorno. El suicidio es una cosa triste, pero alivia a muchos. La muerte lenta también puede convertirse en una copa alegre. Llegan migrantes, gente olvidada con el perfume de la noche, carajo, con el perfume de la muerte. Llega gente impregnada de fantasmas. Anoche pase la noche soñando con fantasmas ajenos, tengo tantos adentro que los de afuera ya no me asustan. La resaca abre puertas de donde salen en bandada las aves de mi interior con un aliento húmedo y tibio. Pero nada brilla, nada alumbra el salir oscuro de miles de sueños y aves, de pesadillas infinitas donde sigo perdido en mis sueños recurrentes.

Hoy, que todo pasó, encuentro un cortaúñas, una rasuradora y un cepillo de dientes. Me espera el tren que finge ir lento, el tren bala que me hará pensar que todos esos tragos eran veneno y todas esas caras curtidas eran de muertos.

lunes, 15 de noviembre de 2010

EL ARBOL GALLO


En lo que dura en consumirse un cigarro
en la boca del fumador
en lo que dura la niñez
en lo que dura el fuego pirotécnico
el mercadeo salvaje
el RGB de los colores en la emoción de los robots
en lo que dura el helado derritiéndose en la mano
la manzana con caramelo
las estrellas suspendidas de este cielo
en lo que dura el plástico en ser consumido
en lo que tarda el niño en caminar
la niña pidiendo más atención al espectador de la TV
y la familia aún contra las penas
en lo que permanece el anuncio de la navidad
el rugir de las trompetas que anuncian otro año nuevo
todo permanece intacto en el tiempo y la memoria de los
programas
el robot amenaza la infancia
en la invasión de nuevos códigos y jingles
una cerveza tarda lo que dura la inconciencia
el logotipo y el producto
para las masas aplaudiendo bajo el árbol.
-
Fotografìa José Luis Pos.

sábado, 6 de noviembre de 2010

HIPOTESIS DE VIAJE


Last Christmas, I gave you my heart

But the very next day you gave it away

This year, to save me from tears

I'll give it to someone special

-

Hoy sábado 6 de Noviembre tuve la suerte de despertar vivo en un sueño. Soñé que navegaba en las carreteras y veía las montañas derrumbadas.

Oigo que un personaje señala una valla en el camino y dice ¡miren ese avión, parece que esta amarizando! Los derrumbes siguen y puedo sentarme un momento en la carretera y ver como pasan las camionetas iluminadas, la infinidad de carros esfumando los kilómetros como si fueran en una burbuja: cada uno con un territorio descubierto por gente y astronautas que fueron a la luna en la imaginación de los televisores; gente no faltaba, en los caminos de noche en la madrugada, caminando con rumbos esenciales míticos y con sus trajes. Al trabajo a las cuatro de la mañana.

El personaje de la derecha que también se ha hecho amigo mío por sus puntos de vista viajando hacía el centro de la diana, en esa madrugada que esta a punto de botar a las estrellas, me cuenta una historia sobre el mestizaje y las posibles circunstancias fallidas de mi hipótesis de viaje. Veo que salta de una idea a otra con una soltura cómica, diciéndome su pensamiento como un papiro con edificios que flotan al horizonte. Yo presiento que estamos a punto de caer en la verdad, pero la relatividad es una patineta donde todos podemos intentar un buen surfeo.

Al final miro que el sol rueda sobre las carreteras derrotadas. Me dicen que en el tiempo de algún presidente, se dieron cuenta que hacer alfombras de asfalto era buen negocio, entretenidos en ver eyacular el dinero, observaron que era más divertido tener trabajo siempre y empezaron a hacer las carreteras alfombras con un dispositivo mágico que las destruía todos los inviernos. Cada quien acarrea para su covacha sin pensar en los que vienen, me dice un campesino, que mira todo desde una nube blanca.

Vuelo de nuevo.

Oigo en la radio universal Last Christmas. Esa canción tiene una letra tan peligrosa que puede adelantar cualquier navidad. Voy llegando a mi cama y veo a mi amante dormida, soñando con paraísos donde la gente resplandece. Veo que en el desdoblamiento sigo acostado a la par suya. Con los ojos cerrados como inocente.

Estoy en Xela sintiendo el hielo pulverizándose en el palacio de Minerva. Pero ya no es un sueño, sufro al ver tanta belleza abandonada por los K´ichees´.

-

Mecánica Celeste David Marín.